Todas las razones para contratar un seguro de vida.

Suscribir un seguro de vida no es obligatorio, claro está. Pero ofrece muchas ventajas que en este post vamos a describir. En caso de fallecimiento, la principal es que la familia dispondrá de un capital. La familia o bien a las personas que haya elegido para beneficiarse de esta póliza.

Por tanto podemos resumir diciendo que un seguro de vida da mucha tranquilidad a los familiares. Esta póliza puede ser un gran salvavidas para la familia. En definitiva, tener un seguro de vida significa un apoyo económico.

También podemos hablar de los seguros de vida ahorro, que son aquellos destinados a personas que no quieren invertir en productos arriesgados y asegurarse un capital una vez que hayan pasado a la edad de jubilación.

En estos momentos se calcula que hay en España unos 33 millones de personas aseguradas en España. Alrededor de 20 ya han contratado un seguro de vida riesgo, que es el producto más conocido y es el que cubre el fallecimiento e incapacidad de la persona que ha contratado el seguro. Para los que todavía no lo han contratado existen poderosas razones para hacerlo.

Proteger a la familia

La primera de todas ellas es proteger a la familia en caso de fallecimiento repentino. La familia no sufrirá el hecho de perder el primer sostén económico. Un seguro de vida es fundamental en aquellos núcleos familiares que dependen de los ingresos económicos del fallecido.

Quien contrata el seguro es quién elige a quién va dirigida la indemnización. Lo más lógico es que sean sus familiares directos pero nada le impide que designe a otros beneficiarios.

Cancelar una hipoteca

Con esto seguros también se pueden cancelar las hipotecas en caso de fallecimiento. La hipoteca es, en muchos casos, el mayor de los gastos de una familia. Es posible que en el momento de fallecimiento todavía se esté pagando esa hipoteca, lo que pondría a la familia en una situación difícil, económicamente hablando. Incluso se podría correr el riesgo de perder la casa familiar, un extremo éste que no ocurriría en caso de tener un seguro de vida. Hay que tener en cuenta que el 60 por ciento de los propietarios en España todavía están pagando su hipoteca.

Cubrir el riesgo de invalidez

No está de más, a la hora de contratar un seguro de vida, incluir la llamada cobertura de invalidez. Tener un accidente laboral o un accidente de tráfico que acarree una invalidez puede cambiar la vida de cualquiera de nosotros y también poner en riesgo la estabilidad familiar. Además, algunos tipos de invalidez pueden traer consigo el tener que desembolsar fuertes cantidades de dinero en tratamientos médicos. Un buen seguro de vida con la inclusión de esta variante puede aligerarle a la familia estos gastos. En algunos casos, las compañías de seguros, pueden adelantar el capital para hacer frente a todos estos imprevistos.

Y de enfermedad grave

También es posible que el asegurado sufra una enfermedad grave. Y este también es un buen motivo para contratar una de esta póliza, sobre todo si dicha enfermedad supone no poder trabajar y no poder por tanto aportar los ingresos a los que una familia estaba acostumbrada.

El capital que se recibe al contratar estos productos permite en la mayoría de los casos seguir teniendo la misma calidad de vida. Además permite hacer frente a los muchos gastos médicos que una enfermedad grave supone. Gatos médicos, asistencia en el domicilio… Son muchas las ventajas de contratar el seguro de vida.

Cubrir los gastos de fallecimiento

Es otra de las grandes ventajas. En ocasiones la muerte sobreviene repentinamente y la familia es posible que no disponga del capital suficiente para hacer frente a los gastos del entierro, que no son baratos.

Sobre el impuesto de sucesiones

En muchas Comunidades Autónomas, después del fallecimiento, las familias están obligadas a pagar el impuesto de sucesiones. También dependiendo de las Comunidades Autónomas, este impuesto puede ser más o menos gravoso. Ha habido familias que han tenido que renunciar a la herencia por no poder hacer frente a estos gastos. Con un seguro de vida, esto jamás va a ocurrir.

Como has visto son muchas y buenas razones las que tienes para contratar un seguro de vida. La principal es dar tranquilidad y cierta estabilidad económica a la familia del fallecido, sobre todo si esta familia depende de sus ingresos. También hemos visto en este post que los seguros de vida alivian la carga financiera de una hipoteca o bien pueden llegar a cubrir los gastos médicos en caso de accidente o incapacidad. Si tienes alguna duda sobre los seguros de vida ponte en contacto con nosotros.

¿Tienes ya un seguro de vida contratado? ¿Estás de acuerdo con todas las ventajas que ofrece? Si lo estás comparte este post a través de tus redes sociales. Estaremos encantados de que lo hagas.


las mejores aseguradoras y garantías
CONTACTA CON NOSOTROS
X
Asegura vida2013 - Todos los derechos reservados
Aviso Legal - Privacidad - Galeria de prensa -Blog

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X