Llámanos y te asesoramos gratis
900 494 135
Llámanos y te asesoramos gratis
900 494 135
Seguros de decesos Seguros de salud Seguros de Hogar

Tips para aliviar el dolor de garganta al tragar

¿Quién no ha sufrido alguna vez dolor de garganta al tragar? Es bastante molesto, ¿verdad? En este post nos hemos propuesto darte algunos consejos para aliviarlo. También veremos por qué se produce este dolor y cuándo deberías ir al médico si los remedios que te vamos a dar no funcionan. No es un grave problema de salud pero desde luego que no es agradable tener este dolor de garganta. Así que vamos allá.

Cómo aliviar

Empezamos por cómo aliviar el dolor de garganta. Son simples consejos. Es cierto que en muchas ocasiones esta molestia suele remitir por si sola fácilmente. Pero no está de más ayudarla haciendo lo que te proponemos a continuación

    • Intenta no forzar la voz. La voz es un músculo que también debe descansar. En algunas ocasiones esto va a ser difícil si estamos hablando de profesiones como profesores y agentes comerciales. Quizá estos colectivos sí deban acudir a la toma de ciertos medicamentos para el alivio.

    Bebe mucha agua o zumos. La hidratación hace que las secreciones sean más fluidas y que se te despeguen de la garganta. En muchas ocasiones la mucosidad lo que provoca es una tos que conduce a una irritación más severa de la garganta. Esta irritación provocará más dolor.

    Bebe líquidos pero que estén tibios. Ni muy calientes ni muy fríos. El exceso de calor o frio provoca más dolor.

    Varía algo tu dieta habitual. Mejor tomar alimentos blancos como puedas ser caldos, sopas. También es una buena medida tomar yogur.

    • Intenta humedecer el ambiente con humidificadores.

¿Por qué sobreviene el dolor de garganta?

De lo que realmente estamos hablando cuando nos referimos al dolor de garganta es a una leve faringitis. La faringitis se produce porque la faringe está inflamada.

En la mayoría de las ocasiones es debido a un virus, el mismo que provoca los catarros. Los catarros se suelen contagiar debido a la saliva que ha expulsado otra persona que ha contraído el virus al respirar, estornudar o toser.

También si has compartido comida u otros utensilios con la persona enferma.

Para evitar contagiarte lo mejor es ventilar muy bien siempre tu casa y lavarte con mucha frecuencia las manos.

Si estornudas utiliza un pañuelo y deshazte inmediatamente de él. Sin embargo también te puede sobrevenir el dolor de garganta por otros factores que ahora detallamos.

    Cuando se respira de forma habitual por la boca en lugar de hacerlo por la nariz. Esto sucede cuando tenemos una congestión nasal que nos impide respirar con normalidad. Y esta congestión también proviene de una faringitis.

    El ambiente seco es otro de los factores que lo provoca. Ojo con las calefacciones porque suelen resecar los ambientes. El calor irrita la garganta. Especialmente dañinos son los aparatos que expulsan aire caliente.

    Un cambio brusco de la temperatura también está asociado al dolor de garganta. Si estamos en casa bien calentitos y salimos a la calle con temperaturas gélidas debes tener la precaución de protegerte la garganta con una bufanda.

    Las alergias son otra causa porque provocan congestión nasal y es entonces cuando se opta por respirar por la boca, lo que inflama la laringe.

    • Otra de las causas la podemos encontrar en la polución y la contaminación ambiental.

    • Respirar algunos productos químicos

    El tabaco reseca enormemente la garganta. Deja de fumar y verás como se te reducen las posibilidades de sufrir este dolor.

    Forzar la voz, hablar muy alto y sobre todo gritar.

¿Cuándo ir al médico?

Ya hemos visto algunos “tips” para aliviar el dolor de garganta y algunas de las causas que lo provoca. Si conoces las causas desde luego que lo podrás evitar. Así y todo a veces no remite y es cuando nos planteamos ir al médico. Ya decimos que suele remitir por sí solo pero por si acaso te ofrecemos también estos consejos.

    • Visita tu médico cuando observes que el dolor de garganta dura más de tres días. Puede ser síntomas de algo más grave

    • También visítalos cuando tengas muchas dificultades para ingerir alimentos.

    • Si al dolor de garganta le acompañan dolores articulares y musculares

    • Si notas que tienes mal aliento

    • Si tienes fiebre

    • Si en las amígdalas o en la parte posterior de la garganta te aparecen manchas blancas.

No te automediques. Sólo debes hacer por prescripción médica.

¿Has tenido alguna vez dolor de garganta? ¿Cómo has actuado? ¿Has esperado o has ido al médico? Comparte este post por tus redes sociales y haznos llegar tus opiniones.

Menú    

Blog

Galería de prensa

Contacto

C\ Rio puentesecas 4

45005, Toledo

info@aseguravida.com

Llámanos gratis 900494135

¿Prefieres que te llamemos?

Parte del grupo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X

¿Tienes dudas? Contactamos contigo

Nuestros expertos en seguros de vida se pondrán en contacto con usted

Acepto la política de privacidad

Enviar